Los Tropiezos

Lucas 17:1 Dijo Jesús a sus discípulos: Imposible es que no vengan tropiezos; mas ¡ay de aquel por quien vienen! 

Vemos en esta ocasión a nuestro Señor Jesús hablando a sus discípulos, realizando dos advertencias reales de la vida del creyente. La primera es  ¡¡Cuidado con pensar que no vas a fallar!!  , porque esto  es parte de la vida cristiana, no es que sea el deseo de Dios, pero él sabe que no podemos ser perfectos, porque estamos en este cuerpo corrompido imperfecto, por lo tanto es perfectamente posible, casi imposible que no fallemos, lo que sí es imposible es que al caer no podamos levantarnos para seguir adelante, ¿ sabe porque..?  Porque Dios cada vez que caímos nos levanta, la Biblia Dice En proverbios 24:16 “Porque siete veces cae el justo, y vuelve a levantarse”. La Biblia tambien dice que aquel que cree estar firme debe tener cuidado porque es posible que caiga. Que hacer para no caer…? Reconocer nuestra total dependencia de Dios y prepararnos para el dia en que llegue la tentación a nosotros para estar firmes.

La segunda advertencia es mucho más fuerte…”Ay de aquel por quien vienen los  tropiezos…” refiriéndose el Señor Jesús a nuestras actitudes que hacen daño a nuestro prójimo al punto de hacerlo caer. Porque es más fuerte esta advertencia…? porque hay juicios para aquel que es tropiezo, leemos en los versos siguientes que mejor es que se atase al cuello una piedra de molino y se arrojase en el mar que hacer tropezar a su prójimo, esto habla de juicio. Dios nos llama a tener cuidado en esto, incluso cuando nuestro hermano peca contra nosotros debemos ayudarle  para que tenga el perdón de Dios, primeramente perdonándole nosotros las veces que sean necesarias. Dice” Mirad por vosotros mismos. Si tu hermano pecare contra ti, repréndele; y si se arrepintiere, perdónale.
 Y si siete veces al día pecare contra ti, y siete veces al día volviere a ti, diciendo: Me arrepiento; perdónale.”  Dios nos ayude a tomar en cuenta estas advertencias reales que pueden sucedernos en nuestro caminar Cristiano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *